Como Condimentar Un Pescado A La Parrilla?

Como Condimentar Un Pescado A La Parrilla
2. Condimento para pescado entero – Si va a preparar un pescado entero al horno o a la parrilla, recomendamos una combinación de 50 ml de aceite de oliva, 2 dientes de ajo pisados, 1 taza de vino blanco seco y 3 cucharadas de sopa de verdurita picada para una pieza de hasta 2 kg.

¿Cómo cocinar pescado en la parrilla?

Descargar el PDF Descargar el PDF Una manera excelente de conseguir el mejor sabor y textura del pescado es cocinándolo a la parrilla. Además, se trata de un proceso rápido, ya que solo tendrás que cocinar cada lado de los filetes de pescado a una temperatura alta durante algunos minutos.

  1. 1 Limpia la rejilla de la parrilla. Una de las partes más difíciles de cocinar un pescado a la parrilla es asegurarse de que no se adhiera. Si la rejilla de la parrilla tiene trozos del último alimento que cocinaste, la piel y la carne delicada del pescado quedarán adheridos, lo cual destrozará al pez.
    • Si no puedes limpiar los residuos con un cepillo de alambre, prueba este truco: cubre la rejilla con una hoja de papel de aluminio, enciende la parrilla y aumenta la temperatura al máximo (287 °C o 550 °F). A medida que los residuos en la parrilla se calienten, se descompondrán y disolverán.
  2. 2 Añade aceite a la rejilla de la parrilla. Es necesario que también sigas este paso para evitar que el pescado se adhiera a la parrilla. Usar el aceite para lubricar la rejilla hace una gran diferencia a la hora de voltear el pez o ponerlo en un plato. Dobla una toalla de papel en un cuadrado, sumérgela en un aceite de cocina y úsala para aplicar una capa de lubricante a la rejilla.
    • Aplica el aceite a la rejilla hasta que tenga una apariencia brillante. No escatimes en la cantidad de aceite, ya que esta es la mejor sustancia que puedes usar para evitar que el pescado se adhiera a la parrilla.
  3. 3 Calienta la parrilla a fuego alto. Si la parrilla no está muy caliente, el pescado se adherirá, por lo que es conveniente que eleves la temperatura. Sin importar que uses una parrilla de gas o carbón, espera hasta que se caliente completamente antes de empezar a cocinar el pescado. En el caso de que uses carbón, espera hasta que se torne de color gris, lo cual indica que se encuentra caliente y a la temperatura ideal. Anuncio
  1. 1 Elige un filete para poner en la parrilla. Las especies más sustanciosas de pescado son las mejores para cocinar en la parrilla, ya que resisten las temperaturas altas y no se despedazan al levantarlas Busca que el pescado tenga una textura gruesa y similar a la del bistec, y no pongas en la parrilla peces delicados y frágiles que probablemente se despedacen cuando los punces.
    • salmón
    • atún
    • fletán
    • pez espada
  2. 2 Prepara el pescado con aceite y especias. Aplica aceite de oliva o cualquier otro tipo de lubricante de cocina en ambos lados del pescado para evitar que se adhiera la parrilla. No es necesario que realces el sabor de un buen pescado fresco, aunque puedes añadir una pizca de sal y pimienta para mejorar sus propiedades naturales.
    • No uses adobos a base de azúcar, ya que este ingrediente se pegará a la parrilla e impedirá sacar al pescado.
    • Si quieres condimentar el pescado con especias e ingredientes adicionales, es conveniente que ases el pez dentro de una hoja de papel de aluminio en vez de ponerlo directamente en la parrilla.
  3. 3 Pon los filetes de pescado sobre la parrilla con la piel hacia abajo. Si cocinas en primer lugar la piel, evitarás que el pescado se despedace. Si el pescado que vas a cocinar no tiene piel, simplemente ponlo en la parrilla.
  4. 4 Cocina el primer lado del pescado por entre tres y cinco minutos. La parrilla tarda alrededor de ocho minutos en cocinar a través de 2,5 cm (una pulgada) de pescado, lo que quiere decir que la mayoría de los filetes necesitarán entre tres o cinco minutos para cocinarse por cada lado. Observa que la piel del pescado se ponga de un color opaco a medida que la parrilla lo caliente por debajo.
  5. 5 Voltea el pescado y termina de cocinarlo por entre tres y cinco minutos. La mejor herramienta para voltear el filete es una espátula para pescados, aunque puedes usar cualquier otro tipo de espátula. Voltea cuidadosamente al pez y ponlo en la parrilla sobre su otro lado.
  6. 6 Cuando el pescado esté listo, ponlo en un plato. El pescado se debe desprender fácilmente cuando lo punces con un tenedor y tener un color opaco hasta el centro. Anuncio
  1. 1 Compra un pescado fresco completo. Puedes cocinar cualquier pescado completo en la parrilla. Ya que es necesario que envuelvas al pescado en papel aluminio antes de cocinarlo, no tienes que preocuparte por encontrar una especie que tenga carne firme. Busca un pescado fresco con ojos transparentes y escamas brillantes que no tenga moretones ni manchas descoloridas.
    • Pídele al empleado de la tienda que limpie el pescado y le quite las escamas. Es necesario que una persona le quite las entrañas y escamas al pescado para que esté listo cuando te lo lleves a tu casa.
    • Es conveniente que planees con antelación el momento en el que vayas a cocinar un pescado entero. Un pescado entero necesita un tiempo de cocción tres veces mayor al de un filete de pescado.
  2. 2 Saja al pescado. De esta manera harás que el pescado reciba calor adicional y se cocine de una manera más uniforme. Usa un cuchillo de cocina afilado para hacer algunos cortes perpendiculares a la columna vertebral en ambos lados del pescado.
    • Haz cortes más profundos y largos a medida que te acerques a la cabeza, ya que en esta parte hay más carne y el pescado tomará más tiempo en cocinarse. La zona de la cola se cocina más rápidamente.
  3. 3 Sazona el pescado por dentro y fuera. Frota aceite de oliva sobre todo el pescado y añade un poco de sal y pimienta por dentro y fuera. Si lo deseas, puedes rellenar el interior del pescado con condimentos y hierbas adicionales. Estas son algunas combinaciones populares de condimentos que puedes probar:
    • ramas de tomillo y algunas rodajas de limón
    • ajo picado con romero
    • cebolla roja en rodajas y mantequilla
  4. 4 Pon el pescado en el calor indirecto. En vez de poner el pescado directamente sobre el fuego o las brasas calientes, ponlo en un lugar de la parrilla que reciba calor indirecto. De esta manera evitarás que se queme el pescado. La temperatura debe ser media y permanecer constante para evitar que la piel del pescado se queme antes de que la carne esté lista. Pon el pescado de tal manera de que su cola quede lo más alejada de las llamas.
  5. 5 Cocina cada lado del pescado en la parrilla durante ocho o diez minutos. Es necesario que cocines el pescado por entre ocho y diez minutos por cada 2,54 cm (una pulgada) de grosor. Podrás voltear el pescado cuando puedas despedazarlo con un tenedor. Voltea el pescado cuando esté listo por uno de sus lados y sigue cocinándolo durante otros ocho o diez minutos.
    • Otra manera de probar si uno de los lados del pescado está listo es por medio de una espátula. Trata de mover un poco el pescado con la espátula. Si su piel no se adhiere, quiere decir que está listo.
    • Si la piel del pescado se adhiere, es posible que no esté completamente cocido por un lado. Deja el pescado en la parrilla durante algunos minutos más y luego trata de voltearlo cuidadosamente.
  6. 6 Pon el pescado en una bandeja. Levanta el pescado cuidadosamente y ponlo en una bandeja para luego adornarlo con rodajas de limón y hierbas. Para servir, despedaza el pescado desde las espinas y divídelo en porciones pequeñas o deja que los invitados se sirvan por sí solos. Anuncio
See also:  Como Hacer Una Parrilla Con Bloques De Concreto?

¿Por qué se pega el pescado a la parrilla?

1. Elige una buena parrilla para pescado – La mayoría de las ocasiones, el motivo principal por el que se pega el pescado a la parrilla es porque este no es fresco, o bien porque sus características no son adecuadas para hacer una parrillada de pescado.

Por lo tanto, y puesto que la herramienta principal para hacer este plato es la plancha o parrilla, es necesario escogerla bien y mantenerla en perfecto estado. A la hora de comprarla, ten en cuenta que sean con superficie antiadherente o de cerámica, ya que disminuyen de forma considerable la probabilidad de que el pescado u otros alimentos se peguen a su superficie.

Revisa las planchas o sartenes cada cierto tiempo para asegurarte de que están en buen estado, y recuerda que estos artículos de cocina tienden a perder sus cualidades con el uso y los malos cuidados. Además, un buen cuidado es fundamental para el mantenimiento de una buena parrilla y obtener una exquisita parrillada de pescado.

¿Cómo cocinar el pez limón a la parrilla?

Consejos para hacer ciertos pescados en la barbacoa – Para terminar, os contamos brevemente cómo preparar algunas de nuestras recetas de pescados en la barbacoa, para que podáis poner en práctica todo lo que os hemos contado sobre cómo preparar el pescado a la parrilla. Pronto veréis algunas de ellas publicadas

Lubina a la parrilla : Colocar la lubina, -también vale para el pez limón- sobre la parrilla dejando que se cocine durante seis o siete minutos por cada lado. La piel tiene que comenzar a dorarse pero no completamente. Chicharro a la parrilla : Dorar el chicharro durante tres o cuatro minutos por cada lado. Terminar con una ajada.

Dorada a la parrilla : Colocar la dorada sobre las rejillas de la barbacoa dejando que se tueste bien por ambos lados. Serán necesarios unos cinco minutos por cada lado con las brasas muy potentes. Rodaballo a la brasa : Para hacer el rodaballo, al ser un pescado graso pero plano, es conveniente cocinarlo muy cerca de las brasas, muy vivas y durante poco tiempo.

Con todos estos consejos, estamos seguros de que vuestra próxima barbacoa veraniega será de pescado y estamos deseando leer los comentarios sobre vuestra experiencia. Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión del equipo de editores En Directo al Paladar | Cómo hacer una parrillada de verduras perfecta En Directo al Paladar | Pulpo a la barbacoa Imágenes | Pixabay.com

¿Cómo hacer dorado a la parrilla?

Dorado a la parrilla – El dorado es un pez de gran tamaño que se encuentra en aguas tropicales y subtropicales de los ríos Paraná, Paraguay y Uruguay, objeto de pesca deportiva en Argentina. Es excelente para comer asado con tomates y pimientos. A menudo se utiliza en la elaboració nde sopas de pescado o fritos.

Tiene una carne escamosa blanca con un contenido de grasa notablemente alto, lo que le da un sabor particular. Una forma de hacer dorado a la parrilla es colocarlo limpio, panza abajo unos minutos a fuego fuerte y darlo vuelta (en una besuguera o parrilla para asar pescado), cocinar del lado de las escamas aproximadamente 35 minutos.

Adobar a gusto.

¿Cómo cocinar pescado en la parrilla?

Descargar el PDF Descargar el PDF Una manera excelente de conseguir el mejor sabor y textura del pescado es cocinándolo a la parrilla. Además, se trata de un proceso rápido, ya que solo tendrás que cocinar cada lado de los filetes de pescado a una temperatura alta durante algunos minutos.

  1. 1 Limpia la rejilla de la parrilla. Una de las partes más difíciles de cocinar un pescado a la parrilla es asegurarse de que no se adhiera. Si la rejilla de la parrilla tiene trozos del último alimento que cocinaste, la piel y la carne delicada del pescado quedarán adheridos, lo cual destrozará al pez.
    • Si no puedes limpiar los residuos con un cepillo de alambre, prueba este truco: cubre la rejilla con una hoja de papel de aluminio, enciende la parrilla y aumenta la temperatura al máximo (287 °C o 550 °F). A medida que los residuos en la parrilla se calienten, se descompondrán y disolverán.
  2. 2 Añade aceite a la rejilla de la parrilla. Es necesario que también sigas este paso para evitar que el pescado se adhiera a la parrilla. Usar el aceite para lubricar la rejilla hace una gran diferencia a la hora de voltear el pez o ponerlo en un plato. Dobla una toalla de papel en un cuadrado, sumérgela en un aceite de cocina y úsala para aplicar una capa de lubricante a la rejilla.
    • Aplica el aceite a la rejilla hasta que tenga una apariencia brillante. No escatimes en la cantidad de aceite, ya que esta es la mejor sustancia que puedes usar para evitar que el pescado se adhiera a la parrilla.
  3. 3 Calienta la parrilla a fuego alto. Si la parrilla no está muy caliente, el pescado se adherirá, por lo que es conveniente que eleves la temperatura. Sin importar que uses una parrilla de gas o carbón, espera hasta que se caliente completamente antes de empezar a cocinar el pescado. En el caso de que uses carbón, espera hasta que se torne de color gris, lo cual indica que se encuentra caliente y a la temperatura ideal. Anuncio
  1. 1 Elige un filete para poner en la parrilla. Las especies más sustanciosas de pescado son las mejores para cocinar en la parrilla, ya que resisten las temperaturas altas y no se despedazan al levantarlas Busca que el pescado tenga una textura gruesa y similar a la del bistec, y no pongas en la parrilla peces delicados y frágiles que probablemente se despedacen cuando los punces.
    • salmón
    • atún
    • fletán
    • pez espada
  2. 2 Prepara el pescado con aceite y especias. Aplica aceite de oliva o cualquier otro tipo de lubricante de cocina en ambos lados del pescado para evitar que se adhiera la parrilla. No es necesario que realces el sabor de un buen pescado fresco, aunque puedes añadir una pizca de sal y pimienta para mejorar sus propiedades naturales.
    • No uses adobos a base de azúcar, ya que este ingrediente se pegará a la parrilla e impedirá sacar al pescado.
    • Si quieres condimentar el pescado con especias e ingredientes adicionales, es conveniente que ases el pez dentro de una hoja de papel de aluminio en vez de ponerlo directamente en la parrilla.
  3. 3 Pon los filetes de pescado sobre la parrilla con la piel hacia abajo. Si cocinas en primer lugar la piel, evitarás que el pescado se despedace. Si el pescado que vas a cocinar no tiene piel, simplemente ponlo en la parrilla.
  4. 4 Cocina el primer lado del pescado por entre tres y cinco minutos. La parrilla tarda alrededor de ocho minutos en cocinar a través de 2,5 cm (una pulgada) de pescado, lo que quiere decir que la mayoría de los filetes necesitarán entre tres o cinco minutos para cocinarse por cada lado. Observa que la piel del pescado se ponga de un color opaco a medida que la parrilla lo caliente por debajo.
  5. 5 Voltea el pescado y termina de cocinarlo por entre tres y cinco minutos. La mejor herramienta para voltear el filete es una espátula para pescados, aunque puedes usar cualquier otro tipo de espátula. Voltea cuidadosamente al pez y ponlo en la parrilla sobre su otro lado.
  6. 6 Cuando el pescado esté listo, ponlo en un plato. El pescado se debe desprender fácilmente cuando lo punces con un tenedor y tener un color opaco hasta el centro. Anuncio
  1. 1 Compra un pescado fresco completo. Puedes cocinar cualquier pescado completo en la parrilla. Ya que es necesario que envuelvas al pescado en papel aluminio antes de cocinarlo, no tienes que preocuparte por encontrar una especie que tenga carne firme. Busca un pescado fresco con ojos transparentes y escamas brillantes que no tenga moretones ni manchas descoloridas.
    • Pídele al empleado de la tienda que limpie el pescado y le quite las escamas. Es necesario que una persona le quite las entrañas y escamas al pescado para que esté listo cuando te lo lleves a tu casa.
    • Es conveniente que planees con antelación el momento en el que vayas a cocinar un pescado entero. Un pescado entero necesita un tiempo de cocción tres veces mayor al de un filete de pescado.
  2. 2 Saja al pescado. De esta manera harás que el pescado reciba calor adicional y se cocine de una manera más uniforme. Usa un cuchillo de cocina afilado para hacer algunos cortes perpendiculares a la columna vertebral en ambos lados del pescado.
    • Haz cortes más profundos y largos a medida que te acerques a la cabeza, ya que en esta parte hay más carne y el pescado tomará más tiempo en cocinarse. La zona de la cola se cocina más rápidamente.
  3. 3 Sazona el pescado por dentro y fuera. Frota aceite de oliva sobre todo el pescado y añade un poco de sal y pimienta por dentro y fuera. Si lo deseas, puedes rellenar el interior del pescado con condimentos y hierbas adicionales. Estas son algunas combinaciones populares de condimentos que puedes probar:
    • ramas de tomillo y algunas rodajas de limón
    • ajo picado con romero
    • cebolla roja en rodajas y mantequilla
  4. 4 Pon el pescado en el calor indirecto. En vez de poner el pescado directamente sobre el fuego o las brasas calientes, ponlo en un lugar de la parrilla que reciba calor indirecto. De esta manera evitarás que se queme el pescado. La temperatura debe ser media y permanecer constante para evitar que la piel del pescado se queme antes de que la carne esté lista. Pon el pescado de tal manera de que su cola quede lo más alejada de las llamas.
  5. 5 Cocina cada lado del pescado en la parrilla durante ocho o diez minutos. Es necesario que cocines el pescado por entre ocho y diez minutos por cada 2,54 cm (una pulgada) de grosor. Podrás voltear el pescado cuando puedas despedazarlo con un tenedor. Voltea el pescado cuando esté listo por uno de sus lados y sigue cocinándolo durante otros ocho o diez minutos.
    • Otra manera de probar si uno de los lados del pescado está listo es por medio de una espátula. Trata de mover un poco el pescado con la espátula. Si su piel no se adhiere, quiere decir que está listo.
    • Si la piel del pescado se adhiere, es posible que no esté completamente cocido por un lado. Deja el pescado en la parrilla durante algunos minutos más y luego trata de voltearlo cuidadosamente.
  6. 6 Pon el pescado en una bandeja. Levanta el pescado cuidadosamente y ponlo en una bandeja para luego adornarlo con rodajas de limón y hierbas. Para servir, despedaza el pescado desde las espinas y divídelo en porciones pequeñas o deja que los invitados se sirvan por sí solos. Anuncio
See also:  Como Curar Una Parrilla Locos Por El Asado?

¿Cómo cocinar el pez limón a la parrilla?

Consejos para hacer ciertos pescados en la barbacoa – Para terminar, os contamos brevemente cómo preparar algunas de nuestras recetas de pescados en la barbacoa, para que podáis poner en práctica todo lo que os hemos contado sobre cómo preparar el pescado a la parrilla. Pronto veréis algunas de ellas publicadas

Lubina a la parrilla : Colocar la lubina, -también vale para el pez limón- sobre la parrilla dejando que se cocine durante seis o siete minutos por cada lado. La piel tiene que comenzar a dorarse pero no completamente. Chicharro a la parrilla : Dorar el chicharro durante tres o cuatro minutos por cada lado. Terminar con una ajada.

Dorada a la parrilla : Colocar la dorada sobre las rejillas de la barbacoa dejando que se tueste bien por ambos lados. Serán necesarios unos cinco minutos por cada lado con las brasas muy potentes. Rodaballo a la brasa : Para hacer el rodaballo, al ser un pescado graso pero plano, es conveniente cocinarlo muy cerca de las brasas, muy vivas y durante poco tiempo.

Con todos estos consejos, estamos seguros de que vuestra próxima barbacoa veraniega será de pescado y estamos deseando leer los comentarios sobre vuestra experiencia. Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión del equipo de editores En Directo al Paladar | Cómo hacer una parrillada de verduras perfecta En Directo al Paladar | Pulpo a la barbacoa Imágenes | Pixabay.com

¿Cómo hacer dorado a la parrilla?

Una forma de hacer dorado a la parrilla es colocarlo limpio, panza abajo unos minutos a fuego fuerte y darlo vuelta (en una besuguera o parrilla para asar pescado ), cocinar del lado de las escamas aproximadamente 35 minutos. Adobar a gusto.

¿Cuál es el mejor condimento de pescado?

3 formas de condimentar el pescado para freír El pescado frito es la eterna comida reconfortante favorita de grandes y chicos. Antes de en aceite caliente, condiméntalo con hierbas y especias para realzar su sabor. Existen varias formas de condimentar el pescado antes de freírlo.

  • 4 filetes de bagre de 180 g (6 onzas)
  • 1 1/2 tazas (180 g) de maicena
  • 1 cucharadita de ajo granulado
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 2 cucharaditas de sal
  • 1 1/2 tazas (375 ml) de suero de leche
  • 750 g (1,5 libras) de filetes de pescado blanco o tilapia
  • 1/3 de taza (45 g) de harina para todo uso
  • 2 cucharaditas de sal condimentada
  • 2 huevos
  • 1/2 taza (120 ml) de cerveza oscura
  • 1 1/2 tazas (125 g) de pan rallado
  • una bolsa de plástico con cierre hermético
  • 750 g (1,5 libras) de filetes de bacalao
  • 1/2 taza (65 g) de harina para todo uso
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 2 tazas (170 g) de pan rallado
  • 1/2 cucharadita de mostaza seca en polvo
  • 1/4 de cucharadita de pimienta de cayena
  1. 1 Corta los filetes de bagre en 3 a 4 tiras de 2,5 cm (1 pulgada) de ancho. Los filetes de bagre podrán absorber más condimentos si los cortas en tiras pequeñas. Esto aumentará la cantidad de sabor que probarás con cada bocado.
    • Si vas a cocinar para niños y les parece que las tiras son muy grandes para comerlas, corta los filetes de bagre en trozos del tamaño de un bocado de 2,5 cm (1 pulgada).
  2. 2 Mezcla las especias en un bol de cocina grande. Combina 1 cucharadita de pimienta de cayena, 1 cucharadita de pimienta, 2 cucharaditas de sal, 1 1/2 tazas (180 g) de maicena, 1 cucharadita de ajo granulado y 1 cucharadita de cebolla en polvo en un bol grande. Revuelve los ingredientes del condimento con un tenedor hasta que estén mezclados por completo.
    • Evita mezclar los condimentos con las manos. La pimienta de cayena es picante e irritará los ojos si los frotas después de mezclar los condimentos.
  3. 3 Vierte 1 1/2 tazas (375 ml) de suero de leche en un bol ancho y plano. Busca un bol de cocina que tenga al menos 20 cm (8 pulgadas) de diámetro y que sea lo suficientemente poco profundo para sumergir las tiras de pescado en él. Vierte la cantidad sugerida de suero de leche en el bol.
    • Si no tienes un bol ancho y plano, puedes sustituirlo con una bandeja de cocción de 23 x 23 cm (9 x 9 pulgadas).
  4. 4 Sumerge las tiras de bagre en el suero de leche. Recoge cada una de las 12 a 16 tiras individuales que cortaste anteriormente. Coloca cada una en el bol lleno de suero de leche. Está bien si las tiras de bagre se apilan una encima de la otra, siempre y cuando cada tira esté sumergida por completo en el suero de leche en algún momento.
    • La cubierta de suero de leche ayudará a que la mezcla de maicena se adhiera a las superficies de las tiras de bagre.
  5. 5 Frota ambos lados de las tiras de bagre en la mezcla de maicena. Retira las tiras de pescado del bol lleno de suero de leche y trasládalas una a la vez al bol de la mezcla de maicena. Dales la vuelta a las tiras 2 o 3 veces para cubrir ambos lados con la mezcla.
    • Si te gusta el pescado bien condimentado para freír, arrastra las tiras de pescado de un lado a otro por la mezcla de maicena. Así te asegurarás de que cada tira esté cubierta con especias sabrosas.

    Anuncio

  1. 1 Combina la harina para todo uso y la sal condimentada en un bol. Mide 2 cucharaditas de sal condimentada y 1/3 de taza (45 g) de harina para todo uso. Vierte ambos ingredientes en un bol. Revuelve la mezcla con un batidor de alambre hasta combinar por completo la harina y la sal.
    • Si no tienes un batidor de alambre en tu cocina, utiliza un tenedor.
  2. 2 Bate 2 huevos y 1/2 taza (120 ml) de cerveza oscura en un bol. Utiliza un bol distinto al que utilizaste para combinar la harina y la sal. Combina los huevos y la cerveza en el bol, con la ayuda de un batidor de alambre o una batidora eléctrica.
    • El tipo de cerveza que elijas dependerá de tu gusto personal. Prueba con una cerveza negra para obtener un sabor casi a chocolate.
  3. 3 Vierte 1 1/2 tazas (125 g) de pan rallado en una bolsa para alimentos con cierre hermético. Una bolsa de 4 litros (1 galón) funcionará bien. Si no tienes bolsas para alimentos con cierre hermético de este tamaño, compra algunas en el supermercado más cercano.
    • Deja la parte superior de la bolsa abierta por ahora, pero ten cuidado de no golpearla y hacer que el pan rallado salga volando.
  4. 4 Coloca los filetes de tilapia o pescado blanco en la mezcla de harina para cubrir los lados. Recoge cada filete, y colócalo en el bol con la mezcla de sal y harina. Dale la vuelta a cada uno, 3 o 4 veces, y arrástralo hacia adelante y hacia atrás por la harina hasta cubrir por completo ambos lados.
    • Dado que la tilapia y el pescado blanco son húmedos y jugosos por naturaleza, la mezcla de harina y sal debe adherirse al pescado sin ningún problema.
  5. 5 Sumerge los filetes de pescado cubiertos en la mezcla de cerveza. Retira los filetes cubiertos de harina del primer bol y sumérgelos en el bol lleno de cerveza y huevos. Sumerge cada uno en la mezcla de cerveza por 5 segundos.
    • Levanta el pescado y sostenlo por encima del bol durante 5 segundos más para que gotee el exceso de cerveza en el recipiente.
  6. 6 Coloca 1 o 2 filetes a la vez en la bolsa de pan rallado y agítala. Sella la bolsa una vez que los filetes de tilapia o pescado blanco estén dentro. Luego, agítala enérgicamente por 10 a 20 segundos para cubrir los filetes con pan rallado. Evita colocar más de 2 filetes a la vez. Si lo haces, cada filete no estará lo bastante cubierto de pan rallado.
    • Una vez que hayas cubierto los primeros dos filetes con pan rallado, retíralos de la bolsa y agita 1 o 2 filetes más.
    • Dado que los filetes se cubrirán con la mezcla espesa y viscosa de cerveza y huevo, el pan rallado se adherirá a ellos.

    Anuncio

  1. 1 Coloca la harina para todo uso en un molde para pastel. Mide 1/2 taza (65 g) de harina para todo uso con una taza medidora de cocina.
    • Si no tienes un juego de moldes para pastel, cualquier bol ancho y poco profundo servirá. Incluso podrías utilizar una asadera de 23 x 23 cm (9 x 9 pulgadas).
  2. 2 Mezcla 2 huevos con agua en un segundo molde para pastel. Con una taza medidora de líquidos, vierte 2 cucharadas de agua fría en un molde para pastel. Luego, rompe 2 huevos en el molde. Revuelve los huevos y el agua con un batidor de alambre o un tenedor hasta que estén mezclados por completo.
    • Realiza este paso como si estuvieras haciendo huevos revueltos. Revuelve hasta que los huevos estén mezclados y solo veas unas cuantas manchitas blancas.
  3. 3 Combina el pan rallado, la mostaza y la pimienta de cayena en polvo en un tercer molde. Mide 2 tazas (170 g) de pan rallado, 1/2 cucharadita de mostaza seca en polvo y 1/4 de cucharadita de pimienta de cayena en polvo. Mezcla los ingredientes secos en un molde para pastel con un batidor de alambre o un tenedor limpio.
    • Evita mezclar con los dedos, dado que la pimienta de cayena y la mostaza en polvo pueden irritar los ojos o la boca.
  4. 4 Cubre ambos lados de los filetes de bacalao con la harina. Coloca los filetes en el molde para pastel lleno de harina. Dale la vuelta a cada filete 2 o 3 veces hasta que ambos lados estén cubiertos por completo con la harina.
  5. 5 Coloca los filetes de bacalao en la mezcla de huevo y agua por 5 a 10 segundos. Arrastra cada filete hacia adelante y hacia atrás varias veces hasta que estén cubiertos por completo con la mezcla similar a los huevos revueltos. Deslízalos de un lado a otro lentamente en el molde para pastel lleno de líquido de modo que no se derrame nada de la mezcla de huevo.
    • La mezcla de huevo y agua añadirá textura y sabor a los filetes de bacalao, además de ayudar a que los ingredientes secos se adhieran al pescado.
  6. 6 Frota los filetes de bacalao húmedos en la mezcla de pan rallado. Retira los filetes de bacalao de la mezcla de huevo y colócalos en el tercer molde para pastel. Pasa suavemente cada filete por toda la mezcla de pan rallado, mostaza en polvo y pimienta de cayena hasta cubrir un lado. Luego, dale la vuelta al filete y muévelo por la mezcla seca hasta cubrir ambos lados.
    • Puedes ajustar la cantidad de sabor y picante de cada filete cubriéndolo más o menos bien con la mezcla de pan rallado.

    Anuncio

  • Al margen del tipo de pescado que condimentes, siempre compra el pescado más fresco que puedas encontrar.
  • El bagre tiene un sabor fuerte que a algunas personas no les gusta. Si este es tu caso, pero aun así quieres probar el condimento al estilo sureño, sustitúyelo con la tilapia o el pargo colorado.

Anuncio Nuestro equipo de editores e investigadores capacitados han sido autores de este artículo y lo han validado por su precisión y amplitud. wikiHow’s revisa cuidadosamente el trabajo de nuestro personal editorial para asegurar que cada artículo cumpla con nuestros altos estándares de calidad.