Como Limpiar La Parrilla Electrica?

Como Limpiar La Parrilla Electrica

¿Cómo limpiar una cocina eléctrica convencional? – Existen tres tipos de parrilla eléctrica clásica, las que tienen los quemadores en forma de espiral expuestos, las que cuentan con una superficie metálica sobre los quemadores y las de vitrocerámica, que tienen una placa de vidrio que recubre toda la superficie de la parrilla, pero en estas últimas nos enfocaremos más adelante.

Para limpiar una cocina eléctrica convencional, usar un cepillo o una esponja será tu mejor opción, junto con jabón para lavar trastes. Si la parrilla tiene mucha grasa adherida puedes ayudarte con limón, bicarbonato de sodio o algún desengrasante comercial que no sea altamente abrasivo.

Paso 1 : Con las horillas frías, humedece la superficie con poca agua o un paño húmedo. Paso 2 : Si los quemadores están sucios, usa un cepillo o esponja con jabón ligeramente humedecido para eliminar los restos de comida o suciedad. Paso 3 : Si la cocina tiene partes removibles, como rejillas o perillas, quítalas para limpiarlas aparte.

No olvides limpiar la grasa y las manchas de los laterales de la cocina. Paso 4 : Limpia la suciedad de la superficie de acero inoxidable con la misma esponja; en caso de que haya mucha suciedad, agrega limón o un desengrasante y déjalo actuar durante algunos minutos antes de frotar para así eliminar hasta la grasa más pegada.

Paso 5 : Quita el jabón con un paño húmedo y asegurate de secar bien la parrilla con uno seco o toallas de papel antes de encenderla nuevamente.

¿Cómo limpiar la parrilla?

Cada cuánto tiempo limpiar una parrilla – Limpiar la parrilla con la frecuencia debida es importante no solo para una cocción segura, sino también para mantener la rejilla como nueva el mayor tiempo posible. Así pues, la parrilla debe limpiarse tras cada uso retirando cualquier resto de alimentos y evitando que la grasa quede adherida.

  • Además, si en primavera y en verano la utilizas con bastante frecuencia, es aconsejable hacer una limpieza a fondo cada 15 o 20 días , todo dependerá del tipo de parrilla y del estado de conservación en el que se encuentre;

A continuación te ofrecemos los diferentes trucos para limpiar una parrilla de la barbacoa. ¡Te ayudaremos a retirar la suciedad más incrustada!.

¿Qué es una parrilla eléctrica?

Tutorial | ¿Cómo limpiar tu parrilla eléctrica?

Descargar el PDF Descargar el PDF Una parrilla eléctrica es una herramienta conveniente de cocción con la que puedes preparar hamburguesas y sándwiches de queso a la parrilla en la encimera de la cocina o patio si se trata de un estilo al aire libre. Si bien puede ser fácil asar a la parrilla con una herramienta como esta, es posible que la limpieza sea menos fácil, ya que la carne se puede adherir con fuerza a las placas antiadherentes. Al seguir algunos pasos sencillos, como sacar la suciedad mientras la parrilla todavía esté caliente y limpiar las placas extraíbles con una esponja jabonosa, puedes limpiar la parrilla eléctrica en un instante.

  1. 1 Desconecta la parrilla después de cocinar. Protégete de las descargas eléctricas al desconectar la parrilla antes de ponerla en algún lugar cerca de una esponja húmeda.
  2. 2 Deja que la parrilla se enfríe un poco. El mejor momento para limpiar las placas de una parrilla es cuando todavía están calientes. Una vez que desconectes la parrilla, deja que se enfríe durante casi 10 minutos. [1]
  3. 3 Utiliza una espátula de goma para sacar los restos de comida. Es importante no utilizar estropajos abrasivos que puedan rayar las placas antiadherentes de la parrilla. Algunas parrillas eléctricas vienen con una espátula de goma que puede raspar los alimentos pegados; no obstante, cualquier espátula de goma servirá. [2]
  4. 4 Limpia las placas con una esponja húmeda. Humedece una esponja o trapo húmedo y exprímelo bien. Enjuaga la esponja con frecuencia mientras limpias las placas, ya que se pondrá grasosa y mugrienta rápidamente. Utiliza una cucharada de detergente para platos en tu esponja para los trabajos más difíciles.
  5. 5 Retira la bandeja de goteo y lávala con agua jabonosa. Desmonta la parrilla eléctrica al sacar las placas y retirar la bandeja de goteo. Echa un poco de detergente para platos y lávalo con una esponja o trapo suave y húmedo.
  6. 6 Seca todas las piezas con una hoja de papel toalla. Seca la bandeja de goteo y las placas de la parrilla con un papel toalla. Sacarás todo resto de suciedad y secarás las piezas.
  7. 7 Pon las partes desmontables en el lavavajillas. Algunas parrillas eléctricas tienen piezas desmontables que puedes limpiar en el lavavajillas. Sigue las instrucciones del fabricante, pero pon la bandeja de goteo y las placas de cocción en el lavavajillas si puedes. [3]
  1. 1 Apaga la parrilla. Asegúrate de que tu parrilla eléctrica esté apagada antes de empezar a limpiarla. Encuentra el botón de arranque y apágala.
  2. 2 Raspa las rejillas de cocción con un cepillo de acero inoxidable. Mientras la parrilla esté ligeramente caliente, raspa las rejillas de cocción con un cepillo de acero inoxidable para parrillas.
  3. 3 Retira el forro removible. Una parrilla eléctrica para exteriores probablemente tendrá un forro removible debajo de las rejillas. Retira esa pieza y utiliza una espátula de goma para sacar los restos de comida que hayan caído. Si está muy sucio, lávalo con una esponja húmeda y jabonosa. [4]
  4. 4 Limpia la tapa. Utiliza un paño húmedo para limpiar la tapa. Asegúrate de que el paño no gotee y nunca sumerjas esa pieza en agua.
  5. 5 Retira las rejillas para lavarlas con agua y detergente. Si la parrilla no está muy sucia, es posible que puedas omitir este paso. Si lo está, retira las rejillas y lávalas con una esponja húmeda y detergente para platos. Raspa con un cepillo de acero inoxidable según sea necesario.
  6. 6 Seca bien toda pieza removible. Antes de poner de nuevo el forro removible o las rejillas y de volver a utilizar la parrilla, asegúrate de que esté bien seca. Utiliza un paño seco o una hoja de papel toalla para secarla bien.
  7. 7 Limpia muy bien las parrillas cada año con vinagre y bicarbonato de sodio. A fin de sacar todos los residuos de alimentos quemados y secos, utiliza una mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio al mezclar 2 tazas (470 ml) de vinagre a 1 taza (240 ml) de bicarbonato de sodio en una bolsa de basura. Mete las parrillas sucias en la bolsa, átala y déjala durante la noche.
  1. 1 Desconecta la parrilla y deja que se enfríe. Inmediatamente después de cocinar con la parrilla, desconéctala y deja que se enfríe durante casi 5 minutos. [5]
  2. 2 Pon hojas húmedas de papel toalla entre las placas. Mientras la parrilla todavía esté caliente, pon de dos a tres hojas húmedas de papel toalla en la placa inferior. La cantidad de hojas de papel toalla que utilices dependerá del grosor de cada una. Utiliza lo suficiente para poder agarrar las partículas de comida sin romperlas.
  3. 3 Cierra la tapa y deja que las hojas de papel toalla de papel limpien con vapor. Deja que las placas tibias de la parrilla y las hojas húmedas de papel toalla limpien la parrilla con vapor durante casi 1 minuto o hasta que las placas se enfríen por completo. Toda la grasa que esté pegada se soltará.
  4. 4 Abre la tapa y limpia las placas. Utiliza hojas húmedas de papel toalla o humedece una esponja con agua caliente y detergente para lavar platos. Frota la parrilla hasta que esté reluciente.
  5. 5 Seca la parrilla antes de utilizarla de nuevo. Asegúrate de que la parrilla esté seca, en especial alrededor del conector, y límpiala de arriba a abajo con un paño limpio y seco.
See also:  Como Curar Una Parrilla Argentina?

¿Cómo limpiar la parrilla con vinagre?

¿Se te ha oxidado la parrilla y necesitas limpiarla? – Primeramente, precisamos eliminar toda la grasa y óxido que se ha formado en nuestra parrilla. Para eliminar la grasa, hay que calentar la parrilla talComo Limpiar La Parrilla Electrica y como si fueses a usarla para el asado y vamos a dejar que se queme la grasa sobrante. Después de dejarla enfriar, puedes emplear un cepillo con cerdas de acero y remover los restos de óxido, deberías tener mucho cuidado con el desprendimiento de las cerdas de acero que pueden acabar en los comestibles que entonces van a comer tus convidados.

  1. Es conveniente adecentar parrilla oxidada toda vez que hayas acabado de emplearla y ya antes de regresar a cocinar en ella , usando Cif crema con un paño humectado y para las partes más bastante difíciles de llegar, puedes escoger un cepillo;

No olvides siempre y en todo momento leer las instrucciones del producto por tu seguridad, no sea que se te ocurra limpiarla dentro de las casetas de obra casetas de obra y dejes todo perdido. También debes recordar lavar sus accesorios con agua caliente y limpiador.

Entonces, vamos a salpicar vinagre en las rejas de nuestra parrilla para asegurarnos de remover todo el óxido y vamos a limpiar con un harapo húmedo los restos de la mezcla de vinagre y óxido. Asimismo vamos a aplicar un tanto de bicarbonato de sodio rociándolo en toda el área de la reja oxidada y la expondremos al calor de la parrilla, para después que se enfríe limpiarla con un harapo.

¡¡Eso es todo!!  A disfrutar de nuestra parrilla como nueva para la próxima 😀.

See also:  Porque Se Inyecta Oxigeno A Las Carnes Envasadas?

¿Cómo limpiar una parrilla de vitrocerámica?

¿Qué tener en cuenta antes de comenzar a limpiar tu parrilla? – Para comenzar debes recordar que las placas eléctricas son muy diferentes a las parrillas convencionales de gas, por lo que su mantenimiento es distinto. En la gran mayoría de los casos, los materiales de las parrillas eléctricas son más delicados, y utilizar la fuerza o productos muy abrasivos solo hará que se raye o se manche.

  1. Ten en cuenta estos detalles: ·         Ten a mano un paño de cocina liso que no deje pelusas o servilletas de papel;
  2. ·         Usa un cepillo de cerdas medianamente suaves o una esponja para frotar la suciedad;

Para cocinas de inducción o vitrocerámica, usar una espátula te ahorrará mucho trabajo. ·         Asegúrate de que todos los quemadores estén apagados y fríos antes de comenzar a limpiar. ·         En muchos casos, los limpiadores caseros te ofrecerán un mejor resultado que los productos comerciales abrasivos.